Para que una relación funcione, todos somos conscientes de que la sinceridad es muy importante. La periodista Ellen Scott de Metro UK fue la primera en utilizar el término «Stashing» que significa literalmente ocultar en castellano. Este concepto hace referencia a las relaciones que deciden aislar o esconder a sus parejas. En muchas relaciones amorosas se llega a un acuerdo que puede ser de manera unilateral o bilateral. En estas últimas, el que no está de acuerdo con la decisión contraria acaba siendo el más perjudicado y el que acaba sufriendo.

El Síndrome de la ocultación

Todos los comienzos van despacio y en la primera semana lo normal es que no te haya presentado a todo su círculo. En el principio de las relaciones esto es algo normal, pero te vas dando cuenta con el paso del tiempo cuando no has conocido a ningún amigo o familiar, te omite cuando habla con otras personas y no formas parte de su vida ni tan siquiera en el ámbito digital de redes sociales.

Cuando no es algo de mutuo acuerdo al final se considera una forma de desprecio, castigo social o maltrato psicológico.

El Síndrome de la ocultación también conocido como las relaciones burbuja, hace referencia a que no se quiere socializar la relación. ¿Por qué se actúa así? En la mayoría de los casos hay motivos más profundos por los que no se hace.

Cómo saber si sufres Stashing en tu relación

💚 Positivo
-Especial (lo nuestro)
-Elección conjunta
-Atracción por lo oculto y prohibido
-Clandestinidad (morbo)
-Activación y deseo en pareja
-Intensa vida íntima
-No rendir cuentas a nadie

🚩 Negativo
-Detectar Red flags o banderas rojas:
-Decisión unilateral
-Ocultación de las causas
-Beneficios para solo una de las partes
-Posesión y Cosificación de la pareja
-No aperecen efectos positivos
-Idealización de la relación de pareja dentro de la burbuja

¿Es normal que la persona con la que tenemos una relación nos esconda? La verdad es que no. Si sientes que es tu caso, lo mejor será que hables con tu pareja sobre el tema porque puede hacerte sentir muy mal a largo plazo. Quizás no te merezca la pena seguir en una relación así, porque lo mejor del amor es estar ambos en la misma sintonía y compartir tiempo juntos.